Felicidad, ¿Decisión?

Actualizado: 27 dic 2021

Y es justo aquí cuando uno comienza a pensar, a plantearselo dos veces, y a recordar todo lo bueno o malo que en algún momento se vivió, y que, pensamos había dejado un vacío en nosotros, algo que ni siquiera estaba en nuestras manos. Por ende, hoy precisamente me encuentro aquí, vagamente solo, frente a la hermosa brisa del mar, que al llegar con urgencia a la costa, me hace pensar en el pasado, en esos momentos cuando estaba a punto de rendirme, cuando ni siquiera los sueños eran tan grandes como para luchar contra el pensamiento erróneo de las personas que me rodeaban, y que, en algún momento pensé que eran importantes para mi vida, algo que por supuesto, me equivoqué.

Y te entiendo, creéme que lo hago, llegan esos momentos de sentirse solo, de que tu propia soledad te está asfixiando, nadie te entiende, ni siquiera tú lo haces. Y te preguntas, - ¿Por qué?, ¿Por qué a mi? Si a penas ayer estaba riendo como loco - Y es que, no hay una guía correcta para ser felíz, uno mismo es el que decide cuando serlo.

En algunas ocasiones, llegué a pensar que el dinero iba a solucionar la mayoría de mis problemas, y tal vez, muchos si los solucionaría, pero, creéme, el dinero no te hace felíz. ¿Y por qué estoy tan seguro?. Hace no muchos días me sentía vacío, con ganas de llorar, no me sentía yo mismo, estaba atado de manos ante mi propia realidad, misma que, pensé era el ejemplo a seguir de mi camino. Había dinero de por medio, mucho dinero, lujos, amigos. De hecho, era exactamente el mismo escenario en el que hoy me encuentro relatando estos versos.


Y te puedo asegurar que, en el mismo escenario, y tal vez con un poco menos que la vez pasada, yo siento que tengo todo en este preciso momento.

¿Y sabes qué cambió? Las personas.

Hay algo que, yo considero es lo más importante para ser felíz, y es el resultado de combinar el amor y las personas.

La mujer que me espera todos los días, el amor de mi vida, que estoy seguro está leyendo esto, ha sido el pilar más importante en este periodo de encontrarme a mi mismo, y vaya lo cursioso, necesité de alguien más para poder descubirme.

Y aprendí que, el dinero sale sobrando en cualquier circunstancia, ya que, no importa. Y sé que de amor no se vive, pero, se aprende a vivir.

Desde mi persona, yo estoy más felíz comiendo en una banqueta, que en un restaurante lujoso con las personas que no son correctas, y aquí viene algo interesante, ya que, yo estoy seguro que, con la misma persona que me río en las calles, es con la misma que me voy a reír en el lugar más lujoso del mundo, aunque, para mi, ese lugar lo encuentro en donde ella esté.


Deja de pensar que el dinero, o los lugares van a solucionar tus problemas, o harán más bonita tu vida, porque no es así, la felicidad uno la elige, uno decide cuándo estarlo y cuando no.

Y te aseguro que, cuando estés con las personas correctas, haciendo lo correcto, no va a importar nada, ni tiempo tendrás de pensar en algo más, por lo bien que la estás pasando.


¡Ánimo!

Diego García.

Milenials.

0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Para Paola, por supuesto. Gracias por tu apoyo incondicional, por siempre haber estado conmigo, por ignorar mis defectos y ayudarme a mejorarlos. Gracias, por cada perfecta noche de risas, en las que